pastor bohemio - rompecabezas en línea

El Pastor bohemio —también conocido como Chodský Pes o Chodenhund— es una raza canina originaria de la República Checa. Está reconocido desde 1985 a nivel nacional por el Kennel Club checo (ČMKU),​sin embargo, aún no ha sido reconocido por la FCI.

El Chodský pes es una antigua raza de perro pastor que ha cuidado de las fronteras y casas del suroeste de Bohemia en la región de Chodsko, alrededor de la ciudad de Domažlice.

Durante la Edad Media, el pastor bohemio era criado en la zona oeste de la República Checa en la región de Chod (en checo: Chodsko, y en alemán : Chodenland). La zona era agreste, rústica y eran hombres libres quienes se encargaban de vigilar la frontera occidental y las zonas boscosas, ayudados por perros con un aspecto similar al de un lobo. En 1325, el rey Juan I de Bohemia concedió a los chodové privilegios oficiales asociados con el trabajo habitual de cuidar la frontera. En 1576, Rodolfo II extendió los privilegios de la región, que incluían: el derecho a utilizar armas de largo y corto alcance, el cultivo y explotación de las tierras, y poseer perros de trabajo de tamaño mediano, resistentes al clima adverso para que vigilarán y cuidaran del ganado y de las tierras.

El papel del pastor bohemio comenzó a adaptarse durante el período en que se inició la cría de ovejas en la región. Como la raza es muy antigua, posiblemente sea uno de los predecesores del pastor alemán. En el país checo se conoce la existencia del pastor bohemio desde el siglo XIV, y ha sido criado profesionalmente a partir del siglo XVI.

La novela de Alois Jirasek titulada «Psohlavci (The Dogheads)» en 1884, —acerca de la rebelión en Chod—​contribuyó al redescubrimiento de la raza, junto con la historia del pueblo Chodové, ya que en el libro se asigna a estos perros el estandarte de la insurrección. La bandera se convirtió en parte del conocimiento nacional, gracias a los dibujos del pintor checo Mikolas Ales.​El emblema de la cabeza del perro de Bohemia aún sigue presente en las insignias de los niños exploradores checos.​

A partir de este período, es decir, a finales del siglo XIX, en la República Checa comenzaron los intentos de recuperar la cría del pastor bohemio.