vegetarianorompecabezas en línea

El veganismo (del inglés veganism) [a]​ es la práctica que rechaza el uso y consumo de todos los productos y servicios de origen animal . A quien practica el veganismo se le llama vegano o vegana.[2]​ El término «veganismo» fue acuñado en 1944 por Donald Watson, con el objetivo de distinguir el vegetarianismo simple ( no carne ) del vegetarianismo estricto (ningún producto de origen animal , incluyendo leche , huevos , miel y productos que los contengan) por razones éticas.[3]​ Más tarde aparecieron otras definiciones.[4]​[5]​ Los principales motivos que llevan a la adopción del veganismo son éticos, ambientales y de salud . Muchos veganos fundan su decisión en varios motivos a la vez. El veganismo ético es la adopción del veganismo por razones éticas, generalmente el respeto a los demás animales como seres sintientes,[6]​ lo cual conlleva el rechazo de productos y servicios animales no solo en la alimentación sino para cualquier propósito .[7]​[8]​ Otro argumento ético es que la explotación y matanza de animales causan daños que exceden su beneficio.[9]​ En adolescentes, la adopción del veganismo por razones éticas puede provocar un bajo interés por los aspectos nutricionales.[10]​[11]​ El veganismo no evita que se produzcan muertes y sufrimiento de animales : existe una gran sensibilidad hacia los animales domésticos, pero el enorme impacto negativo sobre los animales silvestres de las técnicas agrícolas, necesarias para sustentar las dietas veganas, se vuelve «invisible» y poco emotivo (véase el siguiente párrafo ).[12]​[13]​[14]​[15]​ Por otro lado, muchos descubrimientos realizados durante los últimos años sugieren que las plantas también son seres «sintientes», capaces de sentir estrés de manera similar a los animales y comunicarse amplia y activamente.[16]​[17]​ El veganismo ambiental es la adopción del veganismo por razones ambientales. La captura o cría industrial de animales es perjudicial para el medio ambiente y además insostenible.[18]​[19]​ Las dietas basadas en plantas son más sostenibles que las dietas ricas en productos animales , puesto que utilizan menos recursos naturales y provocan menor impacto en el medio ambiente.[20]​ A nivel global, la ganadería es una de las principales causas de pérdida de biodiversidad y de emisión de gases de efecto invernadero y, probablemente, la principal fuente de contaminación del agua en los países desarrollados y en vías de desarrollo.[21]​ Los pastos ocupan un 26% del total de la superficie terrestre libre de hielo y aproximadamente el 34% de las tierras cultivadas corresponde a alimentos para el ganado (cultivos forrajeros).[21]​[22]​ La suma de pastizales y cultivos forrajeros representa casi el 80% de los terrenos destinados a actividades agropecuarias.[22]​ La agricultura tiene una enorme repercusión negativa sobre la Tierra ;[15]​[23]​ provoca la reducción de la superficie disponible para la vida silvestre, destruye gran número de insectos, plantas y animales , tanto directamente en la preparación de los terrenos y mediante el uso de plaguicidas u otros métodos para defender los cultivos (incluyendo envenenamientos y caza a tiros), como por la contaminación de las aguas por los fertilizantes y plaguicidas, y sus efectos negativos sobre la cadena alimenticia.[23]​[13]​ Todo ello provoca una pérdida de biodiversidad, que no se reduce ni siquiera en aquellos países que valoran y protegen la naturaleza . Asimismo, los insecticidas, herbicidas y fungicidas contaminan el agua dulce con compuestos carcinógenos y otros venenos que, además de afectar a muchas formas de vida silvestre, perjudican la salud de los seres humanos. La agricultura es también una importante fuente de contaminación del aire y de gases que contribuyen al efecto invernadero y la lluvia ácida.[23]​ El veganismo dietético, a veces llamado vegetarianismo estricto, es la adopción del veganismo por sus ventajas sobre la salud . Los efectos beneficiosos sobre la salud , como la mejora de las condiciones metabólicas en personas con diabetes tipo 2, no son exclusivos de la dieta vegana sino que también se logran con otros tipos de dietas, como la dieta mediterránea, la dieta baja en carbohidratos / alta en proteínas y la dieta vegetariana.[24]​ Además, el riesgo de graves deficiencias nutricionales puede anular estos beneficios para la salud .[25]​ Las dietas veganas, bien planificadas, pueden reducir el riesgo de desarrollar ciertas enfermedades, tales como la enfermedad coronaria, la diabetes tipo 2, la hipertensión, ciertos tipos de cáncer y la obesidad.[20]​ Son consideradas apropiadas para todas las etapas de la vida por la Academia de Nutrición y Dietética de Estados Unidos y la Asociación de Dietistas de Canadá .[26]​[27]​ La Sociedad Alemana de Nutrición no las recomienda en niños , adolescentes o durante el embarazo y la lactancia,[28]​ y la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición las desaconseja en lactantes y niños de corta edad, y advierte del riesgo en las mujeres embarazadas.[29]​ Las dietas veganas, bien planificadas, tienden a ser más ricas en fibra dietética, magnesio, ácido fólico, vitamina C, vitamina E, potasio y fitoquímicos; y más bajas en calorías, grasa saturada y colesterol.[30]​ No obstante, como resultado de la eliminación de todos los productos de origen animal , las dietas veganas pueden provocar importantes carencias nutricionales, principalmente de vitamina B12, vitamina D , calcio, ácidos grasos omega -3, hierro y zinc.[30]​[27]​ Estas deficiencias solo pueden ser prevenidas mediante la elección de alimentos fortificados o la toma regular de suplementos dietéticos,[30]​[31]​[32]​ para lo cual es esencial una educación y evaluación personalizada por parte de los profesionales en nutrición .[27]​[33]​ Tanto padres como adolescentes pueden carecer de los conocimientos necesarios para una correcta planificación de la dieta vegana.[34]​[33]​ El nutriente más crítico en las dietas veganas es la vitamina B12.[28]​ Solo los alimentos de origen animal contienen cantidades suficientes de vitamina B12 para los seres humanos.[25]​[35]​ La deficiencia de esta vitamina es muy frecuente entre los veganos que no consumen un suplemento de vitamina B12, lo cual puede provocar trastornos neurológicos potencialmente irreversibles, retraso psicomotor, alteraciones vasculares tempranas, un aumento del riesgo de desarrollar enfermedades relacionadas con la ateroesclerosis y, si no es tratada, la muerte .[25]​[36]​[37]​[38]​[39]​ Por otro lado, los veganos suelen presentan menor masa ósea y tienen un riesgo de fracturas un 30% mayor debido a su menor consumo medio de calcio.[27]​[40]​ Los riesgos de carencias nutricionales y consecuencias graves sobre la salud son especialmente importantes durante el embarazo , en los bebés y en los niños ,[26]​ que en algunos casos han provocado la muerte .[37]​[41]​[42]​ Asimismo, los niños que siguen dietas veganas son en general más pequeños .[26]​ Otras complicaciones documentadas en niños incluyen raquitismo, escorbuto y kwashiorkor.[37]​ El vegetarianismo se remonta a las antiguas India y Grecia ; pero en inglés la palabra vegetariano comenzó a utilizarse en el siglo XIX para hacer referencia a aquellos que evitaban consumir carne . El Oxford English Dictionary ( Diccionario Oxford de la lengua inglesa) atribuye el primer uso conocido a la actriz Fanny Kemble (1809-1893) quien la utilizó en un escrito de 1839 que fue publicado en 1863.[43]​ Los vegetarianos que también evitaban consumir huevos y productos lácteos y el hacer uso de animales para cualquier propósito fueron llamados «veganos» o «vegetarianos totales».[44]​ Durante el siglo XIX hubo varios intentos para establecer comunidades vegetarianas y veganas. En 1834 en los Estados Unidos de América Amos Bronson Alcott (1799-1888), padre de la novelista Louisa May Alcott (1832-1888), inauguró la Temple School (Escuela del templo ) en Boston ( Massachusetts , EE. UU.) basándose en los principios de los veganos.[45]​ También fundó en 1844 Fruitlands (Frutilandias), una comunidad en la Universidad de Harvard, Massachusetts , esta se oponía a la utilización de animales para cualquier propósito , agricultura incluida; duró sólo siete meses.[46]​[47]​ James Pierrepont Greaves (1777-1842), abrió en 1838 la «Alcott House» ( Casa Alcott) en Ham (Surrey, Reino Unido ); la cual era una comunidad que seguía una dieta vegetariana estricta.[48]​ Los miembros de la «Alcott House» participaron en la formación de la «British Vegetarian Society» ( Sociedad Vegetariana Británica.