tejerElige un rompecabezas para resolver

Fernando Tejero Muñoz-Torrero (Córdoba, España , 24 de febrero de 1967) es un actor español, que alcanzó gran popularidad por su participación en las series de televisión Aquí no hay quien viva y La que se avecina. Su infancia y adolescencia transcurrió en Córdoba (Andalucia) hasta que abandonó su trabajo en la pescadería de sus padres para viajar a Madrid y convertirse en actor de teatro . Ingresó en la Escuela de Cristina Rota , donde entró en contacto con Alberto San Juan . De esta manera estableció vínculos con la compañía teatral Animalario, entre cuyos miembros figuraban Ernesto Alterio, Andrés Lima y Guillermo Toledo. Realizó sus estudios de forma intensiva durante los fines de semana , y de este modo podía compaginar el trabajo en la pescadería y las clases. David Serrano, también cercano a este grupo , ofreció a Fernando Tejero la oportunidad de su vida en la película Días de fútbol (2003), con la que obtuvo el Premio Goya al mejor actor revelación. Ese mismo año Elena Arnao lo seleccionó para el reparto de la serie televisiva Aquí no hay quien viva. Si bien en principio le ofrecieron interpretar a Paco (el dependiente de un videoclub), más tarde la deserción del actor encargado de dar vida a Emilio (el portero ) le permitió gozar de un mayor protagonismo. Gracias a su popularidad, Fernando Tejero accedió a papeles protagonistas en películas como El penalti más largo del mundo (Roberto Santiago , 2005). Interpretó a un ciego en la película Va a ser que nadie es perfecto (Joaquín Oristrell, 2005), en la que tuvo como compañeros de reparto a Santi Millán y José Luis García Pérez.