un cierto índice mágico - selecciona el puzzle a arreglar

El ratón o mouse (en inglés pronunciado /maʊs/) es un dispositivo apuntador utilizado para facilitar el manejo de un entorno gráfico en una computadora . Generalmente está fabricado en plástico, y se utiliza con una de las manos. Detecta su movimiento relativo en dos dimensiones por la superficie plana en la que se apoya, reflejándose habitualmente a través de un puntero, cursor o flecha en el monitor. El ratón se puede conectar de forma alámbrica (puertos PS/2 y USB) o inalámbricamente ( comunicación inalámbrica o wireless, por medio de un adaptador USB se conecta a la computadora y esta manda la señal al ratón , también pueden ser por medio de conectividad bluetooth o infrarrojo). Es un periférico de entrada imprescindible en una computadora de escritorio para la mayoría de las personas, y pese a la aparición de otras tecnologías con una función similar, como la pantalla táctil, la práctica demuestra todavía su vida útil. No obstante, en el futuro podría ser posible mover el cursor o el puntero con los ojos o basarse en el reconocimiento de voz. Cuando se patentó recibió el nombre X-Y Position Indicator for a Display System (Indicador de Posición X-Y para un Sistema con Pantalla); el nombre ratón (mouse, en inglés) se lo dio el equipo de la Universidad Stanford durante su desarrollo, ya que su forma y su cola ( cable ) recuerdan a un ratón . En América predomina el término inglés mouse (plural mice y no mouses), mientras que en España se utiliza prácticamente de manera exclusiva el calco semántico ratón .​​ El Diccionario de la lengua española únicamente acepta la entrada ratón para este dispositivo informático.​ El Diccionario de americanismos de la ASALE, publicado en 2010, consigna el anglicismo mouse.​ El Diccionario panhispánico de dudas remite mouse a ratón , e indica que, al existir el calco semántico, es innecesario usar el anglicismo.​ Fue diseñado por Douglas Engelbart y Bill English durante los años 1960 en el Stanford Research Institute, un laboratorio de la Universidad Stanford, en pleno Silicon Valley en California . Más tarde fue mejorado en los laboratorios de Palo Alto de la compañía Xerox (conocidos como Xerox PARC). Con su aparición, logró también dar el paso definitivo a la aparición de los primeros entornos o interfaces gráficas de usuario.