tráfico - selecciona el puzzle a arreglar

El tránsito vehicular o tránsito automovilístico (también llamado tráfico vehicular o, simplemente, tráfico[1]​) es el fenómeno causado por el flujo de vehículos en una vía, calle o autopista. Se presenta también con muchas similitudes en otros fenómenos como el flujo de partículas (líquidos, gases o sólidos) y el de peatones. La diferenciación que se hace, en inglés, entre las palabras tránsito y tráfico corresponde: la primera (transit), a lo que en español puede llamarse “transportarse”, mientras que la segunda (traffic) es aproximadamente igual a tránsito vehicular. En español, suele utilizarse tránsito para describir el flujo de elementos con movilidad (pasar de un lugar a otro por una vía) y tráfico a los elementos transportados por otro medio (también se refiere a comerciar, negociar con el dinero y las mercancías o a hacer negocios no lícitos). Hay muchas aproximaciones matemáticas que intentan modelar el flujo de tránsito vehicular en términos de alguna de sus características. Todas ellas responden con cierto grado de apego a la realidad, midiendo alguna o algunas características del flujo vehicular. Los modelos macroscópicos se enfocan en captar las relaciones globales del flujo de tránsito, tales como velocidad de los vehículos, flujo vehicular y densidad de tránsito. Por su naturaleza, son modelos continuos, que hacen uso extensivo de ecuaciones diferenciales. Incluye a los modelos de gases cinéticos y los hidrodinámicos. Dirk Helbing, M. Treiber y L. A. Pipes son algunos de los investigadores de mayor renombre en esta área.