hacienda - selecciona el puzzle a arreglar

Se denomina hacienda a una finca agrícola, de gran tamaño, generalmente una explotación de carácter latifundista, con un núcleo de viviendas , normalmente de alto valor arquitectónico. Sistema de propiedad de origen español, concretamente andaluz, el modelo fue importado en América durante la época colonial (véase el artículo "hacienda colonial"). El Diccionario de Autoridades, en el año 1734, la define como las heredades del campo y tierras de labor que se trabajan para que fructifiquen. Es la forma de mayor monumentalidad entre las diferentes formas de hábitat rural de Andalucía , con frecuencia confundida con los cortijos. En los términos de la distinción metodológica que hace Ackerman, entre residencia señorial campestre, asociada a una gran explotación agraria, y la granja o hábitat de carácter puramente agrícola, en la que el dueño puede tener, o no , vivienda , la Hacienda pertenece clarísimamente al primer grupo .​ La hacienda andaluza se asienta, como modelo , a partir de la ocupación del Valle del Guadalquivir por los castellanos, entre los siglos XIV y XVI, muy influida por la adopción de la idea social de la nostalgia por el campo , propia de la transición al Renacimiento .​ En ese proceso, la hacienda se conformó con unas características concretas, condicionada por los procesos históricos del régimen de tenencia de la tierra y de la estructura de la propiedad , aunque diversos autores (Nicolás Torices y Eduardo Zurita, por ejemplo) entienden que, en la conformación de las características de la arquitectura rústica andaluza, tuvo un importante papel , precisamente, la adopción del ideal social de la nostalgia del campo por parte de las clases terratenientes, que hizo que la explotación agropecuaria asumiera la forma arquitectónica de villa campestre.​ El proceso conceptual se completa, según las tesis de David Vassberg, debido a que los terratenientes castellanos, al contrario que los toscanos o venecianos, tenían en baja estima la vida en el campo , por lo que solían no ocuparse directamente de sus explotaciones, considerando sus tierras más como un factor de prestigio social , que respaldaba su estatus, que como una inversión .​ Así pues, la hacienda acaba concibiéndose como una poderosa factoría agraria, no sólo de producción aceitera, sino vitivinícola, de cereal y ganadera, complementándose entre sí. En el contexto social e ideológico del Barroco , especialmente en las tierras del Bajo Guadalquivir, se afianza además como residencia temporal de una acaudalada clase social , que hace de ella un centro de recreo y exhibición . Por tanto, la Hacienda es también una expresión de poder y posición social .​ Fernando Olmedo, en los inventarios de "Cortijos, Haciendas y Lagares" (Consejería de Obras Públicas y Transportes, 2001 - 2006), define sus grandes rasgos tipológicos: Entre los edificios olivareros tradicionales se distinguen diferentes modelos. En la Baja Andalucía , en un triángulo que va desde los alrededores de Sevilla al oeste de Huelva y norte de Cádiz, junto con algunos puntos del interior, sobresalen las haciendas, grandes establecimientos rurales cuya principal actividad solía gravitar en torno a la producción de aceite, casi siempre en conjunción con otros aprovechamientos, sobre todo viña, sembradura y ganaderas. En áreas de la Alta Andalucía el término hacienda aparece también vinculado a unas pocas posesiones y caseríos de excepcional extensión , sin relacionarse necesariamente con el olivar. Gran parte de las haciendas manifiestan una complejidad y exuberancia arquitectónica poco corriente .