cuentos de hadas - selecciona el puzzle a arreglar

Un cuento de hadas es una historia ficticia que puede contener personajes folclóricos —tales como hadas , duendes, elfos, brujas , ogros, unicornios, sirenas, troles, gigantes, gnomos y animales parlantes— e incluir encantamientos, normalmente representados como una secuencia inverosímil de eventos. En el lenguaje contemporáneo, así como fuera del contexto literario, el término es utilizado para describir algo que está vinculado con princesas . Por ello, existen expresiones tales como «un final de cuento de hadas » —un final feliz —​ o «un romance de cuento de hadas », aunque no todas las narraciones de esta clase terminan con un final feliz . De igual manera, en el aspecto coloquial un « cuento de hadas » puede ser asociado con cualquier historia rocambolesca y extraordinaria. Por lo general, este tipo de relatos suele atraer a los niños pequeños , al compenetrar estos de forma fácil y rápida con los personajes arquetípicos de cada historia . En las culturas donde los demonios y las brujas son percibidos como seres reales, los cuentos de hadas pueden mimetizarse con el género de las leyendas, en el que el contexto es percibido, tanto por el narrador como por los oyentes, como si se tratara de una realidad histórica. Sin embargo, a diferencia de las leyendas y epopeyas, que tienden a tener referencias superficiales a la religión y a lugares, personas y sucesos reales, este tipo de historias tiene lugar en un período indefinido («Érase una vez», « Había una vez ») más que en un instante preciso.​ Los cuentos de hadas se encuentran ya sea en forma oral o literaria. Intentar detallar con exactitud su desarrollo histórico resulta una labor difícil , puesto que sólo las formas escritas han sido capaces de sobrevivir con el paso del tiempo. No obstante, la evidencia escrita al menos da una indicación de que los cuentos de hadas han existido durante miles de años , aunque tal vez no reconocidos desde un principio como un género propiamente dicho; el término « cuento de hadas » se les aplicó a partir de la obra de Madame d'Aulnoy, quien propuso la denominación francófona «Contes des Fées». Muchos de estos relatos han evolucionado hasta la forma en que se conocen hoy en día a partir de historias con cientos de años de antigüedad, aparecidas con múltiples variantes y recogidas por los folcloristas.​ Incluso, se siguen redactando cuentos de hadas y obras derivadas del mismo género.