amarillo - selecciona el puzzle a arreglar

El amarillo es el color que se percibe ante la fotorrecepción de una luz cuya longitud de onda dominante mide entre 574 y 582 nm. Se asemeja a la coloración característica de la piel del limón maduro, de la flor del diente de león o del oro .[2]​ Se encuentra estandarizado en catálogos de colores e inventarios cromáticos, sirviendo este amarillo «estándar» como modelo y referente para el color amarillo.[2]​ El amarillo estándar puede verse en el recuadro de la derecha, arriba; los valores que se dan debajo corresponden al mismo. La denominación de color «amarillo» abarca un conjunto de coloraciones similares al color estándar, amarillentas.[1]​ La palabra amarillo deriva del bajo latín hispánico amarēllus, ‘amarillento, pálido’, diminutivo del latín amārus, ‘amargo’. Para el filólogo Joan Corominas, esta asociación de conceptos puede haberse debido a la palidez de los aquejados de ictericia, por ser esta enfermedad un trastorno de la bilis o humor amargo.[3]​ El uso del término «amarillo» en idioma castellano data del año 1074.[3]​ El lexema icter o ictero, del griego ἴκτερος (icteros), ‘ictericia, amarillo’,[4]​ asocia a los términos que lo incluyen con el color amarillo. Algunos ejemplos de esto son las palabras ictericia e ictérido. Otro lexema que denota color amarillo es xant o xanto, del griego ξανθός (xanthos), ‘amarillo’, de origen desconocido.[5]​ Un ejemplo del uso de este lexema es la palabra xantina.[6]​ El amarillo es uno de los cuatro colores psicológicos primarios, junto con el rojo , el verde y el azul . Además, es considerado un color cálido, junto con el rojo , el naranja y todas las coloraciones que tienden a estos.[2]​ El amarillo, junto con el magenta y el cian, es un color primario sustractivo. Esto significa que cuando se trabaja con pigmentos o tintes de cualquier clase (pinturas, colorantes, tintas) basta con mezclar esos tres colores en diferentes proporciones para obtener todos los demás, con el agregado de negro y ocasionalmente de blanco para lograr una tonalidad más clara o más oscura. En el procedimiento de impresión por cuatricromía (que se usa para imprimir, por ejemplo, libros y revistas en color ) también juega un papel fundamental el amarillo, ya que esta técnica también emplea los colores primarios sustractivos con el agregado de negro . De allí que un color para cuatricromía se describa mediante el porcentaje de cada uno de estos cuatro colores que entra en su composición.