PASCUA DE RESURRECCIÓN - Juegos de Puzzles Gratis en Puzzle Factory - muy facil

Pascua de Resurrección - selecciona el puzzle a arreglar

La Pascua​​ ―también llamada Pascua de Resurrección,​ Pascua Florida,​ Domingo de Pascua,​​ Domingo de Resurrección​ o Domingo de Gloria― es la fiesta central del cristianismo,​​ en la que se conmemora, de acuerdo con los evangelios canónicos, la resurrección de Jesucristo al tercer día después de haber sido crucificado y que se prolonga durante ocho días, hasta la Octava de Pascua. Esta celebración tiene sus raíces en tradiciones antiguas paganas, antes del cristianismo. Representa la fertilidad y el júbilo del inicio del período de siembra, en compañía del inicio de la primavera. La Pascua marca el final de la Semana Santa, en la que se conmemora la muerte y resurrección de Jesús. A la Semana Santa le sigue un período de cincuenta días llamado Tiempo pascual, que termina con el Domingo de Pentecostés.​ El Domingo de Pascua es una celebración que no se fija en relación al calendario civil. ​ El Primer Concilio de Nicea (año 325) estableció la fecha de la Pascua como el primer domingo después de la luna llena tras el equinoccio de primavera en el hemisferio norte.​ La fecha por tanto, varía entre el 22 de marzo y el 25 de abril.​​ El cristianismo oriental basa sus cálculos en el calendario juliano, por lo que su fecha se sitúa entre el 4 de abril y 8 de mayo. Durante este día se celebran en distintos lugares del mundo procesiones religiosas, así como celebraciones litúrgicas.​ Las costumbres del Domingo de Resurrección varían en todo el mundo cristiano, pero la decoración de los huevos de Pascua es algo común en muchos países del mundo occidental.​ El término español «pascua» proviene del latín pascae, que a su vez proviene del griego πάσχα (pasja), una adaptación del hebreo פֶּסַח (pésaj), que significa ‘pasar’. La actual Pascua cristiana hunde sus raíces hasta año 1513 antes de Cristo, cuando, según la tradición judía, el pueblo judío emprendió su éxodo desde Egipto, hacia la Tierra Prometida. La conmemoración de este hecho, celebrado cada año, como recordatorio de la liberación del pueblo hebreo de su esclavitud en Egipto, recibía y recibe aún hoy en el judaísmo el nombre de Pésaj o Pascua. En la víspera del primer día, se comían hierbas amargas mojadas en vinagre, para recordar la tristeza de la servidumbre.