OBRA DE ARTE DE CG - Juegos de Puzzles Gratis en Puzzle Factory

Obra de arte de CG - selecciona el puzzle a arreglar

Irene Pérez Pérez Caracas, Distrito Capital, Venezuela, 21 de septiembre de 1969) es una escultora venezolana. Realizó sus estudios en la Escuela de Artes Visuales Cristóbal Rojas, teniendo maestros como Guillermo Abdala y Antonieta Sosa.​ Comenzó su trayectoria profesional en 1994; en 1999 crea su obra más emblemática “Los Escaladores en Guayas”. Irene nació en la parroquia caraqueña de La Candelaria, en el seno de una familia de origen canario que llegó a Venezuela a inicios del siglo XX.​ Durante la escuela siempre tuvo tendencia hacia las manualidades y el arte. Pese a tener la inclinación por las artes plásticas, no fue hasta después de un complicado matrimonio, en el que por recomendación médica decide incursionar de lleno en el mundo artístico. En el año 1992 decide ingresar a la Escuela de Artes Visuales Cristóbal Rojas, con la idea de estudiar diseño gráfico; sus primeras expresiones se plasmaban en pintura, hasta que conoció la escultura, de la mano de Guillermo Abdala. Egresó como Técnico medio en Artes Visuales, mención arte puro, opción escultura en 1995. Durante sus estudios, ya había expuesto en algunas exposiciones colectivas y vendido algunas creaciones artísticas en varias galerías y por medio de algunos marchands de arte. Usando polímeros, resina o bronce, su trabajo parece interactuar con personajes que se desplazan en una dimensión de placidez, progresión y potencia; creando su concepto artístico.​ En una entrevista, comenta: "El no colocarles rostros a mis esculturas desvía la atención y la emocionalidad del cuerpo mismo, comunico más con un movimiento que con una cara. Para figurar dinamismo, me apoyo en la textura, prefiero lo rústico, lo mate. Las extremidades son determinantes en la misión expresivas de mis piezas, mientras que los cabellos largos en las mujeres las conecta con la naturaleza.” En su personalidad irreverente, y difícil, tuvo buenas ideas, que no fueron ejecutadas a tiempo por falta de fondos económicos, que no le permitían realizar las obras en físico ni registrarlas como de su autoría.